“Ventaja” para la Asociación de Jugadores en el caso del tope salarial ante el BSN


Si el Baloncesto Superior Nacional (BSN) persiste en imponer un nuevo tope salarial de $40,000 por temporada para los jugadores nativos —que fue aprobado en diciembre por la junta directiva— la Asociación de Jugadores podrían acudir a los tribunales en reclamo por lo que entienden ha sido una violación al convenio colectivo vigente.

Y en opinión de un abogado experto en relaciones laborales, el licenciado José A. Oliveras, al parecer, los jugadores tendrían un buen caso considerando que “el convenio colectivo es la ley entre las partes”, por lo que no puede ser modificado unilateralmente.

Oliveras, consultado por El Nuevo Día, señaló, por un lado, que el hecho de que la relación obrero patronal entre los jugadores y la liga no esté regida por ninguna agencia, representa un escollo para la Asociación. Sin embargo, esto no representa que los jugadores estén sin protección, según dijo. Sí señaló para ninguna de las dos partes el proceso será tan sencillo.

“Una relación obrero patronal tiene que estar regulada por una agencia de gobierno. Si es a nivel local, es la Junta de Relaciones del Trabajo de Puerto Rico. Si es una industria que afecta el comercio interestatal, entonces lo regula la ley federal de relaciones del trabajo”, estableció como base Oliveras. “Como regla general, el gremio tiene que estar certificado o tener una licencia, ya fuera de la Junta de Relaciones del Trabajo local, o de la National Labor Relations Board (NLRB)”.

En conversación por separado con el representante legal de los jugadores, el licenciado Víctor Vélez, este aclaró que la relación obrero patronal de los canasteros con el BSN no está regida por ninguna de las agencias mencionadas.

Según se explica en el sitio de internet de la propia agencia federal, la NLRB protege los derechos de empleados del sector privado para que se agrupen como entidad, con o sin unión obrera, para mejorar sus salarios y condiciones de trabajo. Oliveras sí dijo que en ausencia de esa protección de una agencia, el convenio colectivo entre las partes “es ley”.

“Cuando hay reducciones de salarios, eso es una materia de negociación. Entonces, si hubo una estipulación o cambio al convenio colectivo, y se dejó establecido que ese salario lo iban a bajar solamente por vía de excepción a $40,000, y que después revertía a los términos previamente acordados ($80,000) eso es lo que impera”, explicó Oliveras.

Medida temporera

Tras firmar un convenio colectivo en 2016 que fijó en $80,000 el tope salarial por jugador, la Asociación y el BSN transaron por reducir ese tope a $60,000, solo por la campaña 2018 como medida de emergencia tras el azote del huracán María. El acuerdo disponía que para la siguiente temporada, el tope revirtiría a $80,000. Sin embargo, a mediados de diciembre la junta directiva del BSN aprobó la reducción a $40,000.

“Para tú cambiar un término de esos (en el convenio), tú tienes que negociar hasta llegar a un tranque. Y el tranque no es como tú lo concibes, sino como ya lo estableció la National Labor Relations Board”, explicó Oliveras.

“Cuando se hace así (cambiar las disposiciones), de golpe y porrazo, pues es una violación al contrato”.

Oliveras dijo que aun cuando hubiera una disposición que le permitiera a la liga extender la medida de emergencia por un año más, el tema de la reducción debía ser objeto de negociación.

Con este panorama, Oliveras entiende que la única salida que tiene ahora la Asociación es acudir a los tribunales a solicitar una sentencia declaratoria en busca de que sea la corte la que estipule cuál es el derecho que tienen las dos partes en este caso. El tribunal podría ordenar entonces a la liga resolver el conflicto. “Es un contrato de trabajo, posiblemente atípico, pero no deja de ser contrato y se regula por las disposiciones del Código Civil. Si tú lo violas, está sujeto a daños y a reclamaciones judiciales”, explicó.

Fuera de la vía judicial podría darse la mediación de la Federación de Baloncesto local, algo que la Asociación de Jugadores solicitará. El presidente federativo, Yum Ramos, dijo que aunque conoce del asunto por la prensa, no ha recibido la solicitud formal, aunque aclaró que sí intentaría reunirse antes con las partes, por lo que prefirió no opinar aún en torno al conflicto.


Source link

Be part of our affiliated companies and receive a 20% discount.
www.onevirtualoffice.com
www.be1radio.com
www.rmcommunik.com
www.beonegroup.ca

Need Help?
Let our experienced staff help with virtual helpdesk. click for details.

Services:
– Laptop and Desktop Repair
– Virus and Malware Removal
– Computer Tune-up
– Remote Assistance
– Data Backup
– Data Recovery
– File Transfer and Sharing
– Hardware Diagnostics
– Antivirus Installation
– Software Installation
– Hardware Upgrades
– New System Setup
– Printer Troubleshooting
-Webmaster,hosting,Logo , Graphic design
-Social media Management
– Networking
– Install Windows Operating System (10, 8, 7, Vista and XP)

Business & Residential Toll Free: 1-800-432-1475 | Direct: (438)488-3296

About rasco

Be Happy the future is friendly.

Leave a Reply

Allrights Reserved 2007-2018 - Beone Magazine - powered by rasco